Cómo hacer una auditoría SEO

Pueden existir distintos motivos para realizar una auditoría de SEO. En ocasiones surge la necesidad de comprobar que la estrategia SEO On Page está correctamente planificada o valorar cómo se puede mejorar el posicionamiento de una página. Del mismo modo, también se hace cuando es necesario analizar el motivo por el que no consigues los leads esperados.

En ese último punto nos centraremos en este artículo. Cómo mejorar la velocidad de la página web, trabajar las etiquetas o identificar los enlaces serán algunos de las tareas a revisar.

El SEO es una parte vital que ayuda al posicionamiento y la captación de clientes, por lo que no se debe descuidar. Piensa que si tu proyecto es un gran edificio, el SEO fortalece las vigas y le otorga mayor altura.

 

 

Auditoría SEO

La mayor parte de las auditorías que se realizan fijan el punto de vista en la publicación y el estilo técnico de los textos. Una revisión del código y observar la estructura suelen ser tareas básicas. Existen cuatro puntos que se consideran importantes:

  • Encabezados H1
  • Etiquetas
  • Estructura de las URL
  • Redirecciones existentes.

Esto no tiene por qué ayudar en la captación de leads, pero está claro que mejorará la página web y potenciará la visibilidad del proyecto.

En nuestro artículo daremos por realizados estos puntos y valoraremos otros más enfocados a nuestros objetivos de captación de clientes.

 

Auditoría SEO enfocada a leads

Esta perspectiva de análisis se diferencia del SEO técnico habitual y se centra en aspecto directamente relacionado con el usuario y el modo de lograr que se transforme en lead.

 

Uso de las keywords

De cara a lograr leads son parte esencial. Tienes que analizar si las palabras clave influyen directamente en las conversiones, ayudan al branding o son evocadoras del proyecto.

Muchas keywords carecen de relevancia a la hora de lograr conversiones. Debes pensar que lograr visitas no es lo mismo que lograr conversiones si los visitantes que llegan a tu página web no están interesados en ningún producto.

Por ejemplo, si vendes balones de baloncesto y utilizas la keyword cómo se bota un balón, la gran mayoría de usuarios que lleguen no van a ser clientes potenciales.

Esto puede surgir porque has enfocado mal la creación de la página desde el primer paso o porque has cometido un error a la hora de analizar desde dónde llegan las visitas y cómo aumentarlas.

Normalmente es un problema que vence a la estrategia de marketing, tu contenido no está generando leads por una perspectiva errada.

 

A la hora de mantener un negocio, no hay que desviar en el enfoque, valen más pocas visitas pero de calidad que muchas sin valor. Sí tienes una conversión de 2,5% en una página con 500 visitantes diarios y 0,30% en otra con el triple de visitantes, ¿con cuál te quedarías?

Hay que tener una perspectiva adecuada sobre los objetivos principales de tu proyecto: si son las ventas, éste debe ser, no las visitas. Si en cambio, son las visitas y las ventas es algo secundario, se trabajará de un modo distinto.

 

Si el objetivo son las ventas, existen dos pasos básicos y desde los que se deben partir para crear el marketing de contenido:

  • Ser conscientes del producto o servicio que se ofrece.
  • Realizar un listado de keywords referidas a la conversión.

Son pasos básicos porque a veces en la estrategia de SEO para ecommerce se olvida cuál es el objetivo primordial y se toman en cuenta consejos SEO demasiado generalistas o enfocados a páginas cuyo único objetivo es lograr repercusión mediante visitas.

Si el objetivo es conseguir leads, la auditoría del la página web debe estar absolutamente destinada a este propósito y existen varios pasos a tener en cuenta con las keywords, a los que además añadimos tener cuidado y evitar la canibalización de keywords.

 

Elección de keywords

Si al realizar la auditoría se considera que no se están cumpliendo los objetivos de leads, un primer paso es observar las keywords y sugerir acciones que ayuden a potenciar resultados y mejorar las clasificaciones.

Identificación de páginas

El primer paso es comprobar que las keywords adecuadas coinciden con las páginas webs a las que deberían estar destinadas.

Análisis de calidad

Comprobar que realmente son útiles para lograr la conversión. Puede que estas no estén correctamente enfocadas para lograr conversiones en las landing page a las que dirigen.

El equilibrio entre keyword/contenido/objetivo es complicado de medir para quien carece de unos conocimientos básicos de marketing digital.

Analizar objetivo del usuario

Algunas keywords pueden parecerte útiles para la venta y, aunque tengas razón, quizá no ser las adecuadas.

Éste es un espacio complicado de valorar, pero a veces los usuarios llegan a ciertas keywords con búsquedas que no tienen que ver con el objetivo.

Cuando se buscan dudas y consultas sobre productos no tiene por qué existir una intención real de compra.

 

Arquitectura web

Es un factor relevante en la clasificación de la página web. La vinculación que existe entre las páginas importantes y los elementos desde los que se realizan los links influyen en el logro de leads.

 

Puede que estés cometiendo el error de colocar los enlaces en la parte inferior de la página. Esto tiene dos posibles consecuencias: que el usuario no llegue a ellos y que el algoritmo de Google los catalogue como poco valiosos.

Otro error clásico es el dar prioridad a páginas que no tienen un valor real para tus objetivos. El FAQ, Aviso Legal o Sobre nosotros son páginas que si no tienen influencia en la página deben carecer de demasiado interés al crear la jerarquía de la página.

El menú de navegación debe ser medido y enlazar realmente las páginas que tienen un interés concreto para los objetivos. Esto no quiere decir que se invisibilice a las demás, pueden estar enlazas más abajo. Pero los buscadores deben saber al analizar tu espacio cuáles son las páginas que realmente importan.

Si quieres tener una buena estructura web, las máximas son pocas: los enlaces importantes deben ir cerca de la página principal y hay que priorizarlos.

 

Decisiones drásticas

Tienes que estar preparados para situaciones traumáticas, como cuando una keyword de gran calidad se sitúa en una página que carece de valor para el proyecto. En momentos similares es cuando se valorará la decisión de sacrificar un contenido concreto para mejorar el sitio web y sus objetivos.

 

Datos estructurados

Esta información suele estar oculta para los usuarios de la página web pero es analizada por los motores de búsqueda y puede tener una función de importancia para la captación de leads.

Los datos estructurados deben contener siempre información sobre la temática del sitio, el objetivo comercial que tengas y modos de contacto con la empresa.

Es necesario comunicar adecuadamente esta información a los motores de búsqueda para que así logres una clasificación óptima en el SERP en aspectos tan variados como el espacio geográfico -importantísimo al hacer SEO Local- o temática de tu web.

No olvides en ningún caso que el objetivo principal del SEO es ser entendido y catalogado por los buscadores.

Si siempre se dicen que los algoritmos de Google son desconocidos, ésta no puede es afirmación del todo certera, porque en base a los resultados que se obtienen en distintos proyectos se pueden extraer conclusiones que describen su funcionamiento.

 

Vamos a analizar distintas partes:

 

Indexación

Es el trabajo del famoso Googlebot: la araña que va de una página a otra descubriendo páginas webs, sus formatos y su clasificación.

A la hora de catalogar otorga mucho valor al CSS y al JavaScript por la información que le dan de forma rápida. Siempre recomendamos cuidar estos aspectos porque en caso contrario puede ser catastrófico

También es muy importante la arquitectura del sitio: la forma en la que se ordena la información para que los usuarios se transformen en leads.

Al crear el espacio web hay que valorar los objetivos que tiene el usuario junto a los nuestros y conducirlo de la forma más suave y directa hacia ellos.

 

Opta por lo más simple

Crear un espacio sencillo para el usuario también es crearlo sencillo para el motor de indexación.

Google cataloga los sitios en función de los objetivos que logrará el usuario al entrar en ellos, por lo que resulta útil para todos que quede bien claro qué se consigue mediante tu web. No hay que tener vergüenza: si es vender, debe quedar claro. Luego el buscador se encargará de que lleguen a tu espacio clientes cuyo objetivo real sea la compra.

De este modo también se elimina competencia. Luchar por el posicionamiento de algunas keywords es imposible para la gran mayoría de empresas, pero hacerlo desde la posición de un ecommerce puede ser más sencillo porque el buscador también cataloga y divide a los usuarios según su objetivo.

 

Algoritmo de clasificación

El algoritmo Penguin es una de las incógnitas que más rompe la cabeza a los profesionales del SEO. Se sabe que hace una labor de ayuda en la clasificación de sitios web, pero tampoco se tiene mucho conocimiento sobre qué valora exactamente.

Se dice que este algoritmo reúne más de 200 factores de SEO que son importantes en la clasificación SERP.

Para poder estudiar esta clasificación, hay que tener en cuenta factores como la relevancia, objetivo, calidad, linkbuilding, etc. También se añaden factores complicados de controlar como la reputación que se obtiene a través de reviews.

Control de modificaciones

Seguramente en alguna ocasión te has detenido a analizar a la competencia y no has comprendido cómo logra superar tu posicionamiento. Tiene textos mejorables, links de baja calidad, diseño obsoleto… y aun así te supera.

En algunas ocasiones el algoritmo de Google ofrece una gran importancia a factores fuera de esta ciencia que es el SEO, como lo actual que es contenido, expectativas del usuario o factores extraños.

 

Hay multitud de factores que se tienen en cuenta a la hora de posicionar las páginas. Más allá de evidencias, la experiencia del usuario, el mismo lugar geográfico desde donde se lleva el proyecto o las actualizaciones que recibe también son estudiadas y catalogadas de cara al posicionamiento.

Esto demuestra que aunque no se cumplan con las normativas SEO más evidentes y solicitadas, aún se puede posicionar adecuadamente una web.

El objetivo principal del motor de modificación de Google es tratar de resolver los problemas o búsquedas de los usuarios en base a sus consultas, sea como sea.

 

Busca profesionales

Las auditorías de SEO pueden tener distintas perspectivas en función de cuál sea el objetivo que trate de lograrse. Si existe una principal y es conseguir leads para mejorar ventas, puede que necesites sacrificar parte de tu trabajo anterior para lograrlo.

Mejorar el posicionamiento entre los usuarios que buscan tu producto es trabajar en un planteamiento de distinto. Esperamos que estos consejos que te hemos ofrecido en el artículo te sean de ayuda para mejorar tus resultados. Si necesitas una auditoría SEO, ¡contacta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *