Principios básicos de Google AdWords

Hoy en día resulta esencial que un negocio tenga presencia digital y Google AdWords es una de las herramientas que no podemos perder de vista para llegar a nuestros clientes objetivo.

La plataforma Google AdWords es un modelo de gestión de anuncios patrocinados que pertenece a Google. Gracias a esta herramienta, cuando los clientes realicen una búsqueda podrán encontrar fácilmente los productos o servicios ofrecidos en nuestra página. Hay distintos tipos de anuncio: de búsqueda basados en texto, de display gráficos, de vídeo en YouTube o en aplicaciones móviles.

La novedad en AdWords son los anuncios dirigidos de forma personalizada según los intereses que tiene cada usuario, tomando como base los datos que se extraen de su navegación por la red.

¿Cómo funciona y por qué es tan efectivo?

El funcionamiento principal de Google Adwords se basa en las keywords (palabras clave). Es importante tener en cuenta que pueden ser palabras o pequeñas frases.

Las keywords activan los anuncios que se verán en las búsquedas y en las páginas webs. Difiere el modo por el que aparecen en ambas: en las búsquedas se basa en las consultas realizadas por el usuario, mientras que en las páginas webs extrae palabras clave del contenido o el tema de la página y las utiliza para publicar un anuncio u otro.

Por poner un ejemplo, si tenemos una empresa de nutrición deportiva nos interesa que nuestros anuncios aparezcan con keywords como “culturismo”, “gimnasio”, “nutrición deportiva”, “comprar proteínas” o “ganar músculo”.

Un detalle importante es la necesidad de escribir adecuadamente las keywords que se desean: acentos, artículos, singulares/plurales, faltas ortográficas… Todo esto se toma en cuenta y puede desvirtuar los resultados. En cambio, las mayúsculas y minúsculas no influyen.

Ubicación y Quality Score

La ubicación donde aparecen los anuncios es valiosa. En Google AdWords al hablar de ubicación nos referimos al sitio web o la sección (página, categoría…) donde aparecerá el anuncio. No se limita a sitios webs personales y tiendas, también a organizaciones, periódicos, aplicaciones de móvil o, incluso, plataformas de Google como Youtube. Dependiendo de lo que necesitemos, podemos dejar en manos de Google la elección automática de donde aparecerán los anuncios o controlarlo nosotros.

Con Quality Score nos adentramos en un área que sólo manejan bien los profesionales. Google no pierde detalle y se encarga de medir en tiempo real el nivel de calidad para sacar una puntuación que nos ofrecerá por cada palabra clave y su ubicación. Esa puntuación la extrae de la keyword, el texto del anuncio, tasas de clic, página de destino y otros tantos factores. De este modo podemos saber si la campaña que se está realizando es realmente eficiente o si vamos por camino equivocado. El algoritmo que maneja es cambiante y muy potente, pero saber leerlo y estar al tanto de las novedades puede hacer que el dinero invertido sea más rentable.

El coste de los anuncios

Para saber el dinero que nos puede suponer un anuncio hay que entender las pujas y sus términos básicos. La puja es precio máximo que el anunciante está dispuesto a pagar por mostrar su anuncio y se establece en función del coste por clic (CPC). Es posible pujar por ofertas de CPC o por impresiones (CPM).

Los anunciantes pagarán el importe menor por la mejor posición que puedan conseguir, que siempre será igual o menor al dinero que han pujado. Por lo que es importantísimo optimizar la campaña para que suba el nivel de calidad y que el coste sea menor.

Ventajas y desventajas de Google AdWords

Las principales ventajas son su sencillez y flexibilidad. En unos minutos se puede estar dado de alta. Basta con introducir unos datos como la forma de pago, dirección de facturación, web a la que se dirigirán los anuncios… Y no existe una inversión mínima o máxima, se puede decidir sobre la marcha o por periodos. Detalle importante cuando se está comenzando o si sólo se quiere experimentar.

El manejo es sencillo e intuitivo y pueden controlarse detalles como los horarios de aparición, localización geográfica y palabras clave. Además esta herramienta ofrece la posibilidad de limitarse a un sector geográfico muy concreto o ampliarlo a nivel internacional.

En cuanto a las desventajas, la primera es la necesidad de ser profesional y dedicarle tiempo si se quiere tener relevancia. La competencia es grande y las pujas pueden ser muy costosas en algunas situaciones. Si el producto requiere de una complejidad o está entrando en el mercado puede ser difícil encontrar las keywords adecuadas.

Además, Google maneja unas políticas de contenido muy restrictivas en algunos casos. Por ejemplo, en productos exclusivamente para adultos, y deben ser tenidas en cuenta o puede que nos cierren la cuenta. Es mejor no jugársela y andar con seguridad para evitar problemas de compleja resolución.

En definitiva, es una gran herramienta que requiere de esfuerzo y profesionalidad, pero también resulta esencial para sacar un negocio digital adelante. En nuestra experiencia como agencia de SEO en Granada hemos podido comprobar su efectividad y os la recomendamos encarecidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *