Cómo hacer remarketing dinámico en Google AdWords

El remarketing dinámico en Google AdWords es una de las técnicas de venta más efectivas que se pueden encontrar. Para quien no lo conozca, vamos a explicarlo. Cuando un usuario entra en una página de compra o pincha en una publicidad, pero no realiza la compra, el remarketing dinámico se encarga de volver a mostrarle en repetidas ocasiones anuncios de los productos que ha visitado.

Esto se consigue gracias a las cookies que guardan datos de la navegación que ha realizado el potencial cliente. Por poner un ejemplo, si un aficionado a la lectura busca un libro en una librería, es probable que durante las semanas siguientes le aparezcan banners publicitando el mismo libro y recordándole que le interesa. La duración normal de las campañas suele ser de un mes desde la visita.

Pasos para comenzar con el remarketing dinámico

Lo primero de todo será abrirnos una cuenta en Google Merchant Center y subir todos nuestros productos al feed de datos. De ahí se encargará Google de extraer las características que necesita: desde las categorías a los precios, modelos y cualquier información que pueda ayudar en la publicidad.

Una vez realizado este paso, debemos implementar la etiqueta de remarketing a la web. Google facilita una sección de ayuda que indica con detalle el modo de hacerlo. Existe un apartado donde comprobarlo al que deberemos ir a continuación para asegurarnos de que está correctamente instalada.

De todas formas, como es habitual en Google, los pasos son bastante sencillos de seguir y la asistencia telefónica es buena en caso de necesitarla.

Siempre podremos configurar el diseño de nuestros anuncios, ponerles color, tamaño y detalles de nuestra marca que pensemos que son adecuados. Se nos irá ofreciendo distintos diseños entre los que elegiremos para asegurarnos de que todo está yendo hacia el camino deseado.

Haz distintas campañas

Una vez que esté activo, no hay que olvidarse de él. Lo mejor es ir renovando periódicamente las campañas publicitarias y buscar la estrategia más efectiva. Google ofrece a los clientes distintos listados de resultados que llegan a analizar el impacto que ha tenido la publicidad entre quienes han visitado la web, los que han visitado un producto, quiénes han abandonado el carrito de la compra y los que han comprado un producto anteriormente.

Cambiar los anuncios dinámicos y las etiquetas con los productos que queremos promocionar ayudará a que el impacto sea mayor y que gracias a las posibilidades que ofrece Google Merchant Center las campañas muestren un contenido muy personalizado en el cliente.

Esta herramienta resulta muy sencilla de usar y los resultados son espectaculares, en cuestión de semanas se puede comprobar un aumento de visitas a los productos y sus consiguientes ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *